22 ene. 2011

Capítulo 4.

Domingo, 23:02.
Paula.
Parece que la cosa está más tranquila. 
Laura ya no mira tanto a Vanessa, aunque sigue sin hablar. La que si que habla ahora es la novia de Alex, que parece ser que le han dado cuerda.
Quizás deberían irse ya. Laura parece agobiada y no deja de mirarla con expresión de cansancio. 
Un móvil suena. Es el de Laura. La chica se disculpa y se va de allí.




Domingo, 23:07.
Laura.
- ¿Si?
- Hola, Laura. Soy Belén. Siento que te esté llamando tan tarde.
- ¿Tarde? Ah, bueno. No pasa nada.
- Vale... ¿Cómo estás?
- Pues muy bien, ¿y tú?
- Bien, ¿y las vacaciones que tal? ¿Seguís en Málaga?
- Pues si. Paula y yo seguimos aquí, se está muy bien.
- Ah, bien. Es que verás... Mañana tengo pensado pasar por Málaga, y como no tengo sitio donde pasar la noche había pensado en pedirte que si podía quedarme con vosotras. Y así nos vemos.
Laura y Belén hacía poco que se conocían en persona, son amigas hace alrededor de un año, pero como son de ciudades distintas, solo se comunicaban por internet o teléfono. Pero hacía unos meses que se habían conocido personalmente, y se llevaban genial. También Paula y Belén se conocían y se habían hecho buenas amigas.
- Está bien. Me parece una buena idea. Paula y yo tenemos muchas ganas de verte.
- ¿Si? ¡Qué bien! Gracias Laura.
- De nada. Ahora te envío la dirección. ¿Cuánto tiempo te vas a quedar?
- Pues tengo pensado quedarme solo mañana.
- Bueno, como tú veas. Puedes quedarte el tiempo que quieras, hay sitio suficiente.
- Vale. Gracias Laura. Mañana hablamos. Un beso.
- De nada. Hasta mañana guapa. Un beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario