26 dic. 2010

Capítulo 19.

Domingo, 23:01.
Paula.
Paula está sentada en su salón, pensando. Tiene la tele encendida, pero lo cierto es que no le presta atención. Después de que su amigo se declarara esa mañana, ella se vistió, cogió sus cosas y se fue. El chico no se lo impidió, pues ella le dijo que tenía que pensar. Y eso es lo que está haciendo, pensar. ¡Su mejor amigo le ha dicho que está enamorado de ella! ¿Cómo no se ha dado cuenta? ¡Qué tonta había sido! Y ahora no sabe qué hacer. El chico había tenido el valor de contárselo todo y lo máximo que ha podido hacer ella ha sido irse de allí. Huir de la situación. 
Paula sabe que tiene que elegir. Tiene que escoger entre dos caminos diferentes, opuestos. O elige estar con él, que podría funcionar, puesto que se conocen muy bien, y la verdad, es que aunque ella no esté enamorada de él, si que siente cierto cariño y confianza. Pero también hay otra posibilidad. Que decida dejarlo pasar. Que continúen siendo amigos, como antes. Aunque la chica sabe perfectamente que no volvería a ser lo mismo. ¡El chico ha dicho que la quiere! Además, se han acostado y todo sería diferente. Y su amigo sufriría muchísimo. Ya está. Escogerá el primer camino. Saldrá con él. Puede funcionar. Además, así se olvidará por fin de Laura.




Domingo, 23:32.
Alex.
Pff. Se ha declarado. Le ha dicho a Paula todo lo que siente. ¿Cómo ha podido hacerlo? Ah, claro. Tenía que hacerlo. Además, piensa que ha sido lo mejor. Necesitaba contárselo aunque ella ni siquiera se haya atrevido a decirle nada. Ni siquiera lo ha llamado. ¡Después de la noche que pasaron juntos! Pero está tranquilo. No. ¿Qué dice? ¿Tranquilo? ¡Está más nervioso que nunca! Mañana su amiga tendrá que hablar con él y está de los nervios. ¿Y si Paula pasa del tema? Eso le rompería el corazón. Espera que eso no ocurra. Ojalá que le dijera de estar juntos. Eso le haría ser el chico más feliz del Universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario