29 dic. 2010

Capítulo 25.

Miércoles, 19:27.
Carmen.
Es temprano para beber alcohol, pero lo cierto es que no ha dejado de hacerlo desde aquel día.
Hace dos meses aproximadamente que engañó a su chica, aunque ya casi ni se acuerda, causa de todo lo que se ha metido dentro. Hace dos meses engañó a Laura y no se atrevió a decírselo, es más, no se atrevió ni a volver a verla. No ha podido volver a estar con ella desde entonces. Decidió abandonarlo todo. Se fue de su casa, dejó el instituto y se fue por ahí, sola. Acabó en un local asqueroso en mitad de una carretera abandonada. Donde trabaja por las noches en su propia habitación privada, con hombres de todas clases, pero todos asquerosos. Es lo único que puede hacer. Gracias a ese trabajo se aloja ahí y puede comer... Y beber. E incluso a veces puede permitirse conseguir alguna pastillita o algo de yerba.
Cada vez está peor. Solo han pasado dos meses, pero es tan grande la cantidad de mierda que se ha metido, por no hablar de su estado psicológico... Dejar a Laura, de esa manera, ha sido lo peor que ha podido hacer. Pero da igual, debido a todo eso parece haber envejecido lo menos veinte años. Está fea, sucia y delgada, excesivamente delgada. Pero no le importa su imagen, no le  importa nada. No quiere vivir. Ahora mismo, lo que más desea es morirse. Pero sabe que todo eso es una tremenda estupidez. Ese pensamiento es causa del alcohol y las drogas.  Ella está bien. O al menos eso cree.


No hay comentarios:

Publicar un comentario