28 dic. 2010

Capítulo 23.

Martes, o8:32.
Laura.
Ha llegado hace un rato al instituto. Su chica todavía no ha aparecido por allí. Es raro, pues ella va en autobús y siempre llega más temprano.
El timbre suena y Laura entra lentamente sin dejar de mirar a ver si su chica llega. Pero nada. Es muy raro. Cuando  Carmen falta suele avisarla con un sms o la llama. Pero hoy no. Que raro. Laura llega a su clase. Saca su móvil y le escribe un sms a su chica. Quiere saber si está bien, a lo mejor solo se ha quedado dormida.




Martes, 08:36.
Carmen.
Se escucha una música. Abre los ojos. Le duele la cabeza. Se sienta. No. No puede ser. No puede creer lo que está viendo. A su lado derecho está su amigo David, y a su lado izquierdo Moni, ambos desnudos. No puede ser. Se mira a ella misma. ¡Está desnuda! Dios... No quiere pensar en lo ocurrido la noche anterior.  Pero lo sabe perfectamente. Sus ojos se le llenan de lágrimas.Leves sollozos salen de la chica. Joder.
 La música ha parado. Era su móvil. Se levanta y lo coge. Con los ojos llenos de lágrimas intenta ver lo que es. Un mensaje. De su chica, Laura. Carmen se derrumba y llora. Llora sin poder parar. La ha engañado. ¿Cómo ha podido hacerlo? ¡Ha engañado a la chica que más ama en este mundo! Y no con una persona... Si no con dos. Joder.
Carmen se levanta y se viste. Hoy no irá al instituto. No tiene fuerzas como para ver a Laura. Coge sus cosas y se dirige hacia la puerta. Cuando coloca la mano sobre el pomo para abrirla, alguien la abraza por detrás. Es Moni.
- ¿A dónde vas? - Le pregunta cariñosamente.
- A mi casa. Ya va siendo hora.
- ¿Estás llorando?
Carmen no lo puede evitar. No quería llorar delante de ninguno de sus amigos pero no puede evitarlo. Se derrumba y cae sobre los brazos de su amiga, que sorprendida la abraza con fuerza. No tiene ni idea de lo que le pasa a Carmen. No tiene ni idea del gran error que ha cometido.

1 comentario:

  1. Tengo la sensación de que te identificas con Laura... no te conozco de nada, simplemente por como describes su situación, creo. He leído bastante, pero tienes una forma de escribir diferente, me transmites algo. Espero que haya vigésimocuarto capítulo!

    ResponderEliminar